top of page

COSTA RICA CONTRA EL CÁNCER

Por: Fabricio Alfredo Obando Chang, Corresponsal de Prensa AL Press en Costa Rica


A nivel mundial se conmemora el 4 de febrero como el Día Mundial del Cáncer y en Costa Rica el panorama -según datos suministrados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)- el total de defunciones en el 2021 fue de 31093 fallecidos, y si los observamos por sexo en el caso de las mujeres 100 por cada 100 mil habitantes, caso contrario de los hombres 113,5 por cada 100 mil habitantes fallecidos por esta enfermedad.


En año 1996, tenía 4 años, y estaba en el materno; como niño curioso observé la noticia por el noticiero que se veía en mi casa sobre el hecho que ocurrió con una unidad de radioterapia Alcyon II, del Hospital San Juan de Dios, de San José, Costa Rica.


Se provocó una sobreexposición accidental a los pacientes de radioterapia, durante los meses de agosto y septiembre. Luego del cambio de la fuente de Co-60, el 22 de agosto, y durante el proceso de calibración de la misma, se cometió un error en el cálculo de la tasa de dosis.


Debido a esto, se administraron a varios pacientes, dosis de radiación considerablemente mayores a las prescritas (tasas de dosis superiores entre un 50% y 70 % a la prescripción correcta).


En el suceso, 115 pacientes se vieron afectados. El error se detectó el 27 de diciembre de 1997.



Inclusive, escuchaba de testimonios de las personas llorando y gritando del sufrimiento de las personas por el que se vieron afectados por esta situación.


Fue una historia negra en la medicina de Costa Rica, e inclusive del periodismo también por la cobertura brindada en este entonces, y actualmente algunas personas vivas sufren las consecuencias de este terrible descuido.


Pero gracias a lo acontecido las autoridades de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Institución creada en el gobierno del Dr. Rafael Calderón Guardia, podemos estar orgullosos de los avances que hemos tenido en el tratamiento de la enfermedad, en el 2009 se declaró como problema de Salud Pública porque eso esta entidad trabaja fuertemente en la detección temprana del cáncer en los primeros niveles de atención de salud y si la situación se complica les corresponde a asistir al tercer nivel que son los hospitales nacionales.



He tenido familiares que fallecieron por culpa de este terrible mal, pero gracias a la Cajita -como los costarricenses le decimos de cariño- pudieron terminar sus últimos días de vida con una excelente atención.


El tratamiento de un paciente con cáncer es muy caro y pónganle la estadía en un hospital privado, no podrían pagarlo en cambio con la Seguridad Social todo es gratis, pero con nuestro trabajo aportamos para mejorar la calidad de los servicios oncológicos.


Muchas personas me preguntan cómo me siento con la gestión de la CCSS en esta área: contento como una hormiga en tapa dulce una frase que decía mi abuela Ángela, pero faltan muchos retos en el área como la estabilidad financiera para que nuestra querida “Cajita” siga siendo un baluarte de salud a nivel mundial y especialmente en el tratamiento del cáncer.


Ojalá todos dejemos hablar de la CCSS y cuidemos nuestra Seguridad Social porque si se pierde nos tocaría hacer grandes sacrificios para obtener una atención de calidad.

204 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page