top of page

COLOMBIA SIN ENVIDIA

Por Roberto Trobajo; Director General de AL Press


En Colombia no aguantamos más violencias y para sobrevivir, renacidos, hay que sacar envidias de los corazones.



Los buenos colombianos tienen muy claro que para superar las crisis hay que borrar todo lo malo de nuestras mentes y en lo bueno ser mejores.


Empero, hay otros, especímenes enfermos por odios que están haciendo metástasis con frustraciones y resentimientos.


Esos que pisotean a los demás, compiten sucio, chismean, hipercrítican, se hunden más, yéndoles peor cada día por no querer ver realidades al enceguecerse por sus egos.



Hay que aceptar al que piensa distinto, admirar sin mezquinos anhelos al que sabe más o trabaja mejor, tornándoles en paradigmas y no en rivales blancos de zancadillas para quitarles el balón triunfador.


Las claves para el éxito es desearle al otro lo que se quiere para uno, elevarnos a la altura de quienes se destacan en nuestros caminos, impedir que las angustias por carencias nos lleven a golpear bajo y aplastar a los que brillan con luz propia… que en definitiva nadie los puede apagar.


Invito a que hagamos una lúdica social, buenas acciones, mínimo una diaria, un ejercicio masivo en pos de alegrarnos, disfrutando los éxitos de quienes nos rodean, conviviendo bien.



Colombia sin Envidia: espacios para aprender a vivir en paz, siendo mejores, irreversibles, porque retrocesos serían suicidios.


Nuestro paraíso bien puede ser un país donde quepamos todos, respetándonos, sin envidiar, cero exclusiones, pensando en todos por el bien de todos.


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page