top of page

Paz Total

Por Roberto Trobajo Hernández; Director General de AL Press


El camino hacía la paz ¡total! en Colombia es irreversible.


Décadas de violencias han golpeado tanto a los colombianos que ya el lograrse la paz es una ¡necesidad!


En Colombia se viene fraguando la paz desde hace más de treinta años, cuando en 1985 el por entonces presidente Belisario Betancourt empezó a acercar el Estado a los territorios que más sufrían el conflicto armado, encaminándose a la creación de condiciones que propiciaran diálogos en pos de la paz.

Siempre ha sido muy claro que para lograrse avanzar en la empeorante crisis de legitimidad es imprescindible un cambio de régimen; propuestas hechas por los gigantes políticos colombianos, Álvaro Gómez Hurtado y Luis Carlos Galán, ambos asesinados, mártires de la paz.

Desde aquellos muy convulsos tiempos vienen creciendo titanes pacifistas de alta valía como es Álvaro Leyva Durán, un convencido de que por la paz hay que convocar a todos, comprometiendo a los colombianos -sin distingos- pues solo así se puede alcanzar una real paz…total.

Otro Álvaro, el Uribe Vélez, rechazó los llamados de quienes le dijeron que la pacificación del país se lograría a través de diálogos hasta llegarse a acuerdos, empero, creyó que era por la imposición bélica, conllevándose a más recrudecimientos de las violencias.

La realidad demostró que la razón siempre la tuvieron los que -durante años y a pesar de tantos ataques estigmatizantes- soportaron, incansables, abogando porque la paz no fuera matada.

Iván Cepeda, senador que ha hecho de la paz su sentido de vida, al igual que Álvaro Leyva, son aguerridos que nunca desistieron de sus empeños por la paz de ¡todos! los colombianos.

La comunidad internacional tampoco cejó en los esfuerzos por apoyar el logro de la paz en Colombia. Cuba siempre ha estado ayudando en esta noble causa; y entre los cubanos fue muy loable Iván Mora Godoy, quien fuera embajador de Cuba en Bogotá, y un gran amigo de Colombia, inolvidable.

En La Habana se logró acordarse con las Farc el cese del conflicto con esa guerrilla; a pesar de las falencias y errores que se cometieron.



Gustavo Petro, invencible luchador por la paz, fraguado en muchas batallas, recién llegado a la presidencia de Colombia, hoy más que antes, propone y potencia una Paz Total, muy necesaria para todos los colombianos, apoyada por muchos, dentro y fuera del país.

El actual proceso de paz, coordinado por Iván Danilo Rueda Rodríguez -el Alto Comisionado para la Paz del gobierno actual gobierno colombiano- avanza hacía la consolidación de una Paz Total, lográndose a través de fecundos diálogos con la guerrilla del ELN, las disidencias de las FARC, el Clan del Golfo y otros grupos al margen de la ley; empeño urgente en pos de parar la violencia, salvaguardar vidas, incluyéndose a toda la sociedad.


AL Press, interesada en apoyar a la paz en Colombia -más allá de divulgar las buenas nuevas que emanan de las conversaciones para lograrse la paz entre los colombianos- también apostamos por apoyar al gobierno de Colombia haciendo una amplia lúdica social:


Formarse Promotores de Paz, quienes accionarían hacia el interior de la sociedad, divulgando los avances en las negociaciones de paz y sensibilizando a la ciudadanía en un vital empoderamiento pacifista que venza a la polarización nefasta saboteadora de la paz en Colombia.


Es que lograrse una paz total, estable y duradera, dependerá del empoderamiento popular -con mucha pedagogía social mediante- para hacer coronar la paz… que va a llegar, pero demoras redundarían en agonías y desangres.

Un Pacto Histórico, que unió a fuerzas políticas, hizo subir a un gobierno progresista.

Qué tal que surja un “Pacto por la Paz” sumando a políticos, movimientos sociales, asociaciones ciudadanas, uniéndose quienes fueron actores armados, para que -en manos del presidente Gustavo Petro- se logre un Premio Nobel de Paz para todos los colombianos.


1330 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page