top of page

¿LA PAZ TOTAL SIN PAZ POLÍTICA?

Por Luis Fernando Rosas Londoño; Columnista Invitado


La ley 2272 prorrogó la ley de orden público 418 que pretende que el gobierno de Gustavo Petro negocie con los grupos armados ilegales, en este escenario estarán grupos insurgentes y grupos residuales, en la discusión del Plan Nacional de Desarrollo y los planes locales las entidades territoriales políticas, programas y proyectos tendrán en el ejecutivo su realizador, es entonces el jefe del Estado el máximo comandante quien tendrá en sus hombres esta gran responsabilidad.


Así como dicen en mi natal Salamina Caldas “¿Le salió otra pata al cojo”, y es la falta de visión del gobierno o tiene un plan que no ha mostrado como es negociar la Paz Política y qué es esa Paz Política?


Las políticas que se han ejecutado las cumple el gobierno de turno en nombre de la República, todas tiene su nombre primero de campaña que luego se convierten en desarrollos ejecutivos, el responsable es el Estado en cabeza del primer mandatario quien debe implementar la Constitución y las normas y en especial las internacionales, felicito al gobierno al presentar en estos días en cabeza del canciller un proyecto para que las decisiones de la CIDH se cumplan.


Para negociar la Paz Total hay que conversar con los adversarios, por ello saludo no solo los diálogos entre Álvaro Uribe Vélez y el Presidente Gustavo Petro, también con otros actores políticos que han sido perseguidos por actores judiciales al servicio de los políticos de turno, muchos ejes están en las altas cortes, directores seccionales de Fiscalías nombrados por un político para perseguir a sus adversarios y con la tesis de la Unidad de Cuerpo, las altas Cortes no “tumban” decisiones equivocadas.


Mientras no exista verdadera separación de poderes no habrá real justicia. En Caldas una directora seccional de Fiscalías fue nombrado por el ex magistrado Bustos, y otros por políticos de la región que apoyaron en el Congreso la elección del Fiscal de la época con el compromiso de entregarle esa dirección a él, con razón un jefe jefe político en la ciudad de Chinchiná en noviembre de 2018 afirmó “en estado de embriaguez “jodimos a ese hijueputa que denunció la corrupción aquí”. Se refería al suscrito quien ha sido “faro” moral.


Hasta un ex alcalde de un municipio terminó traicionando a su jefe político con el fin que lo ayudaran en la fiscalía en Manizales y terminó apoyando en su aspiración al ex Congresista. Esa no puede ser la Paz Total con esa justicia.


En mi obra, “De la Paz Silenciosa” recuerdo ignominiosos casos de falsos positivos judiciales o la necesidad de reformar el código de procedimiento penal para que se más humanista, pues existen casos que son más disciplinarios o fiscales y por falta de conocimiento en estas áreas el operador judicial actúa con criterio de penalista y carcelero.

Esa justicia no conduce a la Paz Total


Un perseguido en Colombia ha sido el actual presidente de Colombia quien en buena parte gracias al equivocado Procurador de la época que parecía más un inquisidor que un alto funcionario persiguió con sevicia a Petro y esto le ocasionó al ex alcalde y hoy mandatario réditos electorales, por esta tesis hago un llamado al señor presidente para que se ponga al frente de la Paz política, le propongo un foro como lo hizo en su momento un Senador Huilense donde con pruebas se demuestren los falsos positivos judiciales en Colombia, sobre estos casos tiene mucho por decir el reconocido constitucionalista y profesor Germán Calderón España quién escribió una famosa obra con casos aberrantes. Qué bueno el gobierno lo encargara de este gran foro nacional.


Se me va a venir el mundo encima por lo que voy a decir, personalmente, considero que la sentencia contra Andrés Felipe Arias es exagerada, u otro caso que creo el presidente y el partido de los trabajadores que fue vital para la elección de Petro ha sido timorato, solo Yesid García valiente ex Concejal y Ex Senador han mostrado, es la infame situación jurídica de Marcelo Torres, ex candidato presidencial y ex Senador quién por enfrentarse a las mafias en Magangué Bolívar fue perseguido por la Fiscalía de la época, estos casos no hablo del propio y otros, deben ser revisador para que como se hace en los estados Unidos con la enmienda 2 sean perdonados por el ejecutivo, algunos pueden afirmar que esto favorece a determinadas personas pero esas decisiones son para seres humanos no para objetos. ¿Qué tal que esto llegue a una ley de punto final?.


Otra injusticia ha sido la decisión contra el Ex Senador Ricaurte Losada, su obra seria otro punto de partida para demostrar que Paz Total con falsos positivos judiciales no tiene futuro, o si no que lo diga el Presidente Petro que si no fuese por la CIDH no estuviera de Presidente, no entiendo como no pone este tema como agenda central tiene una oportunidad histórica querido líder nacional.


Esa Paz Total debe ser Política y es con Uribe, es con quiénes hemos sido perseguidos por actores judiciales disfrazados de objetividad, claro está que cuando un país desconoce la justicia del perdón la restaurativa y decide la vindicativa entiende porque tanta violencia en el país.


En estos días un destacado penalista escribió un documento al Consejo de Estado exigiendo responder una comunicación al gobierno sobre propuestas en torno a la Paz Total y viene en camino una sanción por no responder esta petición, me refiero al penalista Jorge Eliécer Silva Merchán.


Gran aporte a la paz que algún mando medio engavetó en los despachos presidenciales, espero que ese funcionario no sea el que anda con la virgen de Guadalupe para arriba y para abajo. En esta vida todo se paga y en vida.

200 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page