top of page

¡CUBA VA!

Por Roberto Trobajo; Director General de AL Press


Cuando China se abrió al capital de los chinos emigrados, el gigante asiático se levantó, deviniendo en una de las más potentes locomotoras de la económica mundial. Y no hubo escándalos ni debates; todos vieron muy normal que los chinos se unieran para crecer.


Al gobierno de Cuba permitir que los cubanos residentes en el exterior puedan invertir en la Isla: ¡Uyyy, se oxigenará al régimen, y bla, bla, bla!


China también es comunista, de un partido único; ¡y qué! ¿Por qué el grito en el cielo al tratarse de Cuba?


Cuba Va

Claro que las opiniones no son unánimes: la inmensa mayoría de los cubanos que vivimos fuera de la Isla vemos con alegría esta esperanzadora iniciativa generada por el gobierno en Cuba.


Esta es una prueba fehaciente de que para Cuba todos los cubanos son uno, hermanos, tanto los de adentro como los de afuera… ¡muy cubanos!


Siendo también colombiano (gracias a la calidez de una Colombia muy querida que me acogió como a un hijo más) veo a Cuba mejor, con la objetividad de los que miran al ajedrez o el domino desde afuera.


cuba

De ahí que vea a la isla con optimismo, y a la Ley de inversión Extranjera en Cuba ajustada a la lógica de un país desarrollándose, satisfaciendo necesidades.


Promoviéndose inversiones que no sólo suponen la inyección de divisas, sino que es fuente de empleos, desarrollo profesional, acceso a nuevas tecnologías y mercados, y es, además, de hecho, un motor impulsor de los cambios sociales tan anhelados por todos los cubanos.


cubano

La Ley


En el Capítulo II (Inciso M, Artículo 2) de esta ley 118, se dice que el inversionista extranjero es una “persona natural o jurídica con domicilio y capital en el extranjero”. Implícitamente esta definición incluye a los cubanos residentes en el exterior, quienes podrán participar en las asociaciones económicas con las mismas regulaciones que la ley establece para ciudadanos de otras nacionalidades.


Sin embargo, cuando se habla del “inversionista nacional” sólo serán las “personas jurídicas”, es decir, empresas estatales cubanas.


Esta Ley está orientada a facilitar la participación del capital foráneo, eliminándose los fantasmas del autoritarismo y la ausencia de garantías.


cuba feria FIHAV

Oportunidades y beneficios


Las inversiones podrán hacerse en todos los sectores; con excepción de los servicios de salud, educación, y en las instituciones armadas. En el caso de las dos primeras, estás limitaciones buscan preservar la gratuidad garantizad por el Estado cubano y es coherente con la voluntad política de mantenerse un proyecto socialista en los servicios básicos a la población.


Especial relevancia es la posibilidad de poder participarse en el sector de los servicios públicos: transporte, comunicaciones, acueductos y en la generación eléctrica.


Aunque el aspecto más novedoso es en materia impositiva: la Ley exime a las empresas de pagarse el impuesto sobre las utilidades, durante los primeros 8 años. En los casos en que las utilidades se reinviertan en Cuba, también estarán exentas de tributo.


Economy charts

El impuesto sobre las ventas cuenta con una bonificación del 50%, pero además no tendrá que ser abonado durante el primer año de operaciones de las empresas, y lo mismo ocurre con el impuesto sobre los servicios.


Ese impuesto sobre las utilidades es fijado en un 15% sobre el neto de las mismas y se exime por completo a las tributaciones sobre los ingresos personales y la utilización de la fuerza laboral.


Como ventajas adicionales, durante el período de amortización, o durante el proceso inversionista, el empresario no tributa por aranceles aduaneros ni tendrá que aportar a la contribución territorial para el desarrollo local.


Empero, las inversiones extranjeras en la explotación de recursos naturales, incluyendo el petróleo, están sujetas a impuestos sobre las utilidades de hasta el 23%, según el acuerdo que se negocie con el Estado cubano.


Con esta Ley se establece un sustancial aumento del pago a los cubanos contratados por los inversionistas extranjeros y las inversiones no podrán ser expropiadas por el gobierno, al no ser que se hagan por motivos de utilidad pública o interés social, y sí eso llegará a ocurrir de indemnizaría por el valor comercial acordado entre Cuba y los inversionistas.


cuba bandera

Esta Ley de Inversión Extranjera en Cuba es una normatividad que aboga por garantizar un mejor futuro a una Cuba que desde hace décadas viene abriéndose al mundo.


Si la Unión Europea esta asociándose e invirtiendo en Cuba, al igual que China, Rusia, Latinoamérica, y hasta osados empresarios estadounidenses que enfrentan el bloqueo impuesto a la Isla, y a todos les va muy bien…


¿Por qué los cubanos viviendo por el mundo van a llegar de últimos a la Isla, o peor aún: no invertir en una Cuba que es de todos sus hijos, por igual?


A levantar a la Isla que ahora sí, ¡Cuba va!

149 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page